Economía confinada

Total visitas: 363 Visitas hoy: 1

Economía confinada 1

Hoy hemos conocido que del 14 de marzo al 20 de abril se habían presentado en la Conselleria d’Economia Sostenible un total de 61.428 ERTES, cuando lo normal es que se presenten unos 1.000 en todo el año. La incidencia de la posibilidad de presentar el expediente por causa del estado de alarma decretado para combatir la pandemia del COVID-19 se encuentra, naturalmente, detrás de este incremento inaudito. Estos ERTES afectan a un total de 366.596 trabajadores

De momento se han resuelto 51.078 ERTEs (El 84,18%) en los que se incluyen 265.952 trabajadores (72,55%)

Dos de los datos relevantes es que de los expedientes resueltos, el 88,9% pertenecen a empresas del sector servicios, es decir, comercios, hostelería o peluquerías, por ejemplo. Y que el 90,5% de las empresas que han obtenido la resolución de su expediente, son empresas con menos de 10 empleados, es decir, autónomos y microempresas en el ámbito laboral.

Para hacernos una idea del parón económico que se está generando durante este estado de alarma, según la última EPA (Encuesta de Población Activa) de la Comunidad Valenciana que recoge datos hasta diciembre de 2019, el número de parados sería de 346.700. Por tanto, tendríamos en este momento en el territorio valenciano, más trabajadores afectados por un ERTE en el último mes que parados había a final de 2019.

Siguiendo con estas comparaciones, la población valenciana ocupada a 31 de diciembre de 2019 era de 2.106.400 personas, de los que restando los afectados por algún ERTE, quedaría en 1.739.804. Mientras que si sumamos los trabajadores bajo un expediente de regulación temporal de empleo y los parados a final de 2019 nos encontraríamos con 713.296 personas sin actividad en este momento, es decir, un 29,08% de la población activa.
Con estos sencillos datos nos podemos hacer una idea de la profundidad de los efectos económicos y laborales causados por el Covid-19 en este momento, aparte de darnos unas pequeñas claves que deberíamos observar a corto y medio plazo para hacernos una idea de como se puede desarrollar la situación en estos ámbitos.
1. La primera clave la conoceremos antes de acabar el estado de alarma, pues a finales de abril se publica una nueva EPA en la que conoceremos el nivel actual de parados. Será importante porque una de las características de los ERTEs presentados al amparo del cambio de normativa por el Covid-19 es que las empresas con resolución positiva, tienen que mantener el número de trabajadores previo al 14 de marzo durante los siguientes 6 meses. Ante esto, muchas empresas realizaron ajustes y despidieron un número de personas de las que, de momento, desconocemos su número hasta que no se publiquen las estadísticas correspondientes.
¿Por qué es importante? Porque, dependiendo de como evolucione la economía, puede marcar el nivel de desempleo de aquí a final de año y nos puede informar de cual será la tasa de parados en los próximos meses.2. Otra de las claves será ir observando la viabilidad de las empresas que han presentado un ERTE que, como vemos, la gran mayoría son microempresas o autónomos con empleados. En economía no es un término que se use, pero si habláramos en términos sociales, serían las familias más vulnerables, por muchos motivos, entre ellos por tener menos liquidez, menos productividad, menos capacidad de endeudamiento… Es decir, menor capacidad de adaptación a la situación. Por ejemplo, empieza a quedar claro que bares, restaurantes o locales de ocio tendrán que adaptar sus instalaciones y reducir la capacidad de clientes. Por tanto, gastos de inversión, menos ingresos y menos necesidad de trabajadores.
De manera que ¿Cuántas de estas empresas vulnerables no sobrevivirán a la crisis del Covid-19?

3. La tercera de las claves importantes, será la reacción del consumo interno. Del consumo de las familias. De su comportamiento en cuanto a hábitos y a nivel de consumo, y esto dependerán de la renta disponible de estas familias. Es decir, de los puntos anteriores en cuanto al empleo. Muchas de las medidas que han tomado las respectivas administraciones van en este sentido, a que el consumo se resienta lo menos posible, pero tendremos que ver si son efectivas y en qué nivel consiguen parar la bajada del consumo que se producirá por la reducción de los ingresos familiares de manera agregada.

Dependiendo de estos tres indicadores y otros más técnicos, podremos hacernos una primera idea de la profundidad de la crisis económica que empieza a vislumbrarse después que haya pasado lo peor de la crisis sanitaria del coronavirus.
@magascon

Te ha gustado este post?

Ayuda al autor votando este artículo

Calificación media / 5. Número de votos:

Denunciar este artículo

3 comentarios en “Economía confinada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *