Las guerras Carlistas en España

Total visitas: 797 Visitas hoy: 3
5
(3)
Cuadro primera guerra carlista en España
Foto de wikipedia

Las Guerras Carlistas fueron una serie de conflictos bélicos que tuvieron lugar en España durante la segunda mitad del siglo XIX. Se desataron como resultado de la disputa por el trono español entre dos ramas de la dinastía Borbón: la rama Isabélica, representada por Isabel II, y la rama Carlista, representada por Carlos V.

El origen de las Guerras Carlistas se encuentra en la muerte de Fernando VII, rey de España, en 1833. A pesar de que Isabel, la hija de Fernando, tenía derecho al trono según las leyes españolas, muchos sostenían que Carlos, el hermano de Fernando, debía ocupar el trono debido a la tradicional ley de sucesión española. Esta ley establecía que el trono debía pasar al hermano del rey fallecido antes que a su hija, aunque Isabel estaba considerada como heredera legítima por el derecho civil español.

La primera guerra carlista comenzó en 1833 y terminó en 1839. Durante este conflicto, las fuerzas carlistas, lideradas por Carlos V, lucharon contra las fuerzas isabelinas, lideradas por Isabel II. El bando carlista estaba compuesto principalmente por campesinos y conservadores, mientras que el bando isabelino estaba compuesto principalmente por ciudadanos urbanos y liberales. La primera guerra carlista terminó en una victoria para el bando isabelino, y Carlos V se exilió en Francia.

La segunda guerra carlista comenzó en 1846 y terminó en 1849. Durante este conflicto, las fuerzas carlistas, lideradas por Carlos V, intentaron recuperar el trono español. Sin embargo, el bando isabelino volvió a vencer, y Carlos V se exilió nuevamente en Francia.

La tercera guerra carlista comenzó en 1872 y terminó en 1876. Durante este conflicto, las fuerzas carlistas, lideradas por Carlos VII, volvieron a intentar recuperar el trono español. Sin embargo, una vez más, el bando isabelino venció, y Carlos VII se exilió en Francia.

En total, las Guerras Carlistas dejaron un saldo de miles de muertos y heridos, así como un gran desplazamiento de la población civil. Además, estas guerras tuvieron un impacto económico negativo en España, ya que la producción agrícola y la economía en general se vieron seriamente afectadas.

En cuanto a las causas de las Guerras Carlistas, se ha señalado que por un lado, había un fuerte sentimiento conservador entre los campesinos y la clase media rural, que veían en Carlos V a un líder que defendería sus intereses y tradiciones. Por otro lado, había un fuerte sentimiento liberal entre los ciudadanos urbanos y la clase media urbana, que veían en Isabel II a una líder que llevaría a España hacia un futuro moderno y progresista.

Además, también se ha señalado que las Guerras Carlistas fueron un reflejo de las tensiones religiosas que existían en España en ese momento. Los carlistas eran principalmente católicos tradicionalistas, mientras que los isabelinos eran principalmente católicos modernistas. Estas tensiones religiosas se agudizaron aún más con la proclamación de la Ley de Desamortización de Mendizábal en 1836, que supuso la venta de tierras eclesiásticas y comunales a particulares, lo que generó una gran indignación entre los campesinos y la clase media rural.

En resumen, las Guerras Carlistas fueron una serie de conflictos bélicos que tuvieron lugar en España durante la segunda mitad del siglo XIX como resultado de la disputa por el trono español entre dos ramas de la dinastía Borbón. Estas guerras fueron causadas por una combinación de factores políticos, sociales y religiosos que existían en España en ese momento.

Te ha gustado este post?

Ayuda al autor votando este artículo

Calificación media 5 / 5. Número de votos: 3

De momento no hay votos. Se el primero en votar!

Denunciar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *